• English
    • Español
  • Estrategias de branding: 7 elementos básicos para crear una marca sólida

    8 marzo, 2018

    Cuando hablamos de branding nos referimos al proceso mediante el que se construye una marca, a través de los atributos y valores con los que quiere ser identificada en el sector. Por lo que las estrategias de branding no intentan más que crear prestigio alrededor del producto o servicio, ir más allá de él y crear ideas.

    A continuación, se ofrecen los pasos elementales a la hora de llevar a cabo una estrategia de branding efectiva:

    1. DEFINE TU MISIÓN

    Es lo primero que hay que hacer: tener claro el objetivo principal de la empresa. Como a quién va dirigida, cómo queremos que se nos perciba, cuál podría ser el precio teniendo en cuenta el de la competencia. Con todo ello, las estrategias de posicionamiento funcionarán mejor. Puede ayudarte pensar cuáles serían los adjetivos que definirían la empresa: ¿moderna, tradicional, seria, divertida? Y luego conseguir que todos los elementos reflejen eso.

    Pero intenta diferenciarte de la competencia: Lo mejor es que optes por elegir aquellos valores que le faltan a la competencia y te centres en ellos para ofrecer un valor de diferenciación al público.

     

    2. CREA LA MARCA

     Elige un nombre fácil de recordar y un logotipo sencillo y representativo de la marca.

     El color también es elemental para determinar cómo va a entenderse la marca, ya que hay colores que expresan sobriedad y profesionalidad como el negro así como movimiento y juventud como el morado, por ejemplo.

     El eslogan es lo que va a terminar de acompañar a la marca, debe ser pegadizo para que se expanda fácilmente. 

    Si no sabes cómo definir cada elemento, puedes hacer una búsqueda de logos o páginas web de la competencia para ver cómo han trabajado ellos su branding.

     

    3. ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN Y TRANSPARENCIA

    Hay que poner en marcha una estrategia de comunicación con los públicos, tanto interna como externa, para conseguir un buen posicionamiento de marca. Definir bien la manera en que la empresa se comunica con el público y los canales por los que lo hace: 

    – Notas de prensa

    – Redes sociales

    – Campañas de marketing online, etc

    Todo ello debe ser muy observado y analizado para evitar menoscabar la reputación. Además, siendo honesto y natural conseguirás conectar emocionalmente más rápido. Mantente en constante contacto con los clientes y ve cumpliendo sus expectativas. Si eres auténtico, los clientes se fidelizarán por el compromiso y fiabilidad que transmites.

     

    4. SÉ ACTIVO Y CON CONSISTENCIA

    Realiza acciones llamativas de forma periódica que ayuden a consolidar aún más la marca, por ejemplo, de co-branding como hicieron Philadelphia y Milka, que consiguieron trasmitir emociones positivas y la sensación de mayor calidad gracias a la alianza.

     

    5. BUSCA LA PARTICIPACIÓN DE LOS EMPLEADOS

    Los empleados son los primeros que deben estar fidelizados 100%, ya que son los encargados de representar a la marca. Por eso la narrativa que se decida llevar a cabo en redes sociales o en las campañas publicitarias tiene que estar en consonancia con el tono y el enfoque de la atención al cliente que ofrecen todos los empleados.

     

    6. SÉ FLEXIBLE

    Conseguir llevar a cabo campañas de marketing y comunicación diferentes, originales y exitosas sin perder de vista los valores principales de la marca. Un ejemplo serían los rediseños de imagen que hacen las marcas cada cierto tiempo, no hay que temer al cambio si se tienen en cuenta todos los elementos y se mantiene intacta la identidad de marca más básica.

     

    7. RECOMPENSA LA LEALTAD

    Si ya cuentas con un público fiel que habla sobre tu marca y la elige ante muchas otras, debes recompensarlo con agradecimientos, regalos o mayor participación en alguna acción. Eso hará que la relación entre marca-cliente se fortalezca y sea mucho más difícil perderlos como prescriptores.

     

    Share This:

    Etiquetas: