• English
    • Español
  • Qué es el Growth Hacking y cómo puede impulsar el crecimiento de tu negocio

    26 octubre, 2017

    El Growth Hacking es una estrategia que busca incrementar de forma rápida el volumen de usuarios, ingresos o impactos de una empresa con el menor gasto y esfuerzo posible. Los growth hackers son, por tanto, especialistas en crecimiento de startups que utilizan diversas técnicas como la optimización en buscadores, las analíticas de sitios web, la publicidad online, las pruebas A/B o las redes sociales para vender los productos o servicios de forma efectiva y ganar exposición rápidamente.

     

    EJEMPLOS DE GROWTH HACKING

     Dropbox

    Para Dropbox, esta estrategia es definitivamente la suya. La herramienta ofrece mayor capacidad de almacenamiento para aquellos usuarios que sigan instrucciones que, de alguna manera, lo ayudan a crecer. Por ejemplo, si refieres la herramienta a varios amigos o si rellenas todos tus datos del perfil.

     Spotify

    Cuando exigió a todos los usuarios de Estados Unidos que se registraran a través de Facebook. Eso hizo que fuera muy fácil compartir las canciones entre amigos, pero también redirigían a los usuarios directamente a una página donde escuchar la canción y sugerirle unirse a Spotify. Esta posibilidad de registro ha mejorado además la experiencia del usuario en la herramienta, ya que pueden ver lo que escuchan sus amigos de Facebook e incluso compartirlo fácilmente y en el momento.

     

    OTRAS TÉCNICAS DE GROWTH HACKING

    – El modelo freemium. Es la favorita de las startups y consiste en ofrecer una versión gratuita del producto o servicio con ciertas limitaciones a las que pueden acceder mediante un pago por suscripción a otro plan. Spotify, Semrush, Dropbox y casi todas las herramientas funcionan así.

     

    – Invitaciones exclusivas. Con las versiones beta, por ejemplo, cuando se lanza una aplicación. Así, se les ofrece la posibilidad de ser un betatester e invitar a cinco o un número concreto de amigos para que también puedan probarlo. La red social Ello utilizó esta técnica y obtuvo 35.000 solicitudes por hora.

     

    – Gamificación. Usa la mecánica del juego para incentivar a los clientes a realizar ciertas acciones e impulsar así el producto o servicio. Por ejemplo, LinkedIn muestra el porcentaje de completo que está el perfil para impulsar a los usuarios a que rellenen todos los datos. También puedes ofrecer premios o mostrar una tabla de clasificación.

     

    – Marketing de contenidos. Esto permite atraer más rápidamente a los usuarios o consumidores. Si ofreces contenido de diferente tipo: blogs, podcasts, libros electrónicos, seminarios web, guías, infografías, presentaciones de video/audio, artículos. No olvides aprovechar la audiencia de otras personas. Si invitas a alguien a que escriba en tu blog o haga un podcast, llegarás a su audiencia y tendrás la oportunidad de ampliar la tuya. Y ten el cuenta el SEO si quieres llegar a más y más gente.

     

    – Campañas en redes sociales. Comparte todo ese contenido a través de las redes sociales como Facebook, Twitter, Tumblr, etc. Pero evita hacer spam, optimiza muy bien las campañas y estudia a quién te diriges y cuál es la mejor forma de presentarte ante él.  Y, si puedes, ponte en contacto con líderes de opinión, ya que pueden mencionarte a su público.

     

    – Concursos. Esto es muy útil si, por ejemplo, necesitas que crezca tu lista de correos electrónicos a los que hacer llegar tu contenido o tu producto/servicio. Ofrece premios que de verdad sean significativos para tu audiencia y, a cambio, haz que compartan tu página de Facebook o la web.

     

    CÓMO MEDIR EL CRECIMIENTO

    En primer lugar, debes establecer tus propias KPI’s, es decir, las variables que se van a tener en cuenta porque son las que indican cómo están funcionando las técnicas que aplicaste. Estos son algunos indicadores que puedes observar:

    1. Coeficiente viral 

    El coeficiente viral es el número que indica cuántas personas nuevas se atraen gracias a los usuarios existentes. Si cada 100 usuarios propios traen 200 nuevos, el coeficiente viral sería 2. Y, por lo tanto, está funcionando.

    2. Cohortes

    Los usuarios se organizan en cohortes, es decir, dependiendo del mes en que se inscribieron estarán en una cohorte o en otra. Esto va a facilitar que puedas observar la evolución de inscritos, por ejemplo, o el resto de KPI’s mes a mes con mucha más facilidad.

    3. Segmentos

    Son similares a los cohortes, pero en lugar de organizar los usuarios por la fecha de registro se basa en otros factores: los que tú decidas. Los puedes organizar según el género o según la edad, entre otros.

    4. Prueba multivariable

    Son las pruebas A/B y son aquellas que se realizan sobre el producto y solo la ven algunos de sus usuarios. Con ella puede comparar cuál es la versión que mejores resultados da.

    5. Costo de Adquisición del Cliente (CAC)

    Aquella cantidad de dinero que se necesita para obtener un nuevo cliente. Es importante que conozcas cuánto te cuesta cada cliente en los distintos canales. Por ejemplo, si gastas 500€ en FacebookAds y eso te brinda 5 nuevos clientes, entonces cada uno te cuesta 100€ (CAC). Así podrás valorar qué canales son más eficientes en la captación de usuarios y en cuál invertir más.

    6. Valor de por Vida del Cliente (LTV)

    El valor de por vida del cliente es la cantidad de dinero que le aporta un usuario a lo largo de toda la vida del producto. Un ejemplo: Si ofreces un servicio por 150€ al mes y cada cliente se queda un mínimo de 1 año, entonces el LTV es de 150 x 12 meses= 1.800€ por cliente.

    Debes valorar también el CAC y el LTV en su conjunto, así puedes descubrir qué segmento de usuarios tienen un LTV más alto y puedes permitirte mayor CAC por obtener más clientes de ese segmento concreto.

     

    Share This:

    Etiquetas: