• Español
  • Cómo atraer clientes y no morir en el intento

    3 agosto, 2017

    Uno de los principales objetivos de cualquier empresa es captar nuevos clientes, y es algo que nunca se deja de hacer. Nunca hay demasiados clientes o demasiada demanda. Aunque la estrategia deba cambiar dependiendo del momento en el que se encuentre la empresa, no es lo mismo atraer clientes a un negocio recién creado que para uno que ya lleva algo más de tiempo en el mercado.

    Lo primero que hay que tener en cuenta es no perder la identidad, confiar en el producto y despojarte de los complejos. Una vez que hagas todo esto podrás atraer clientes de manera efectiva:

     

     Encuentra dónde están tus clientes

    Además, también hay que intentar amplificar lo máximo posible el mensaje sin que el coste de la captación de cliente incremente de igual forma.

     Utiliza los canales más adecuados para el momento y el tipo de sector

    Ya sean las redes sociales o acudir a eventos físicos. Y es que, en muchas ocasiones, si el negocio es online la mejor forma de crecer y llegar a más clientes es a través del mundo offline, y viceversa. Los negocios físicos funcionan muy bien con estrategias digitales.

     La propuesta comercial

    La posibilidad de financiación a plazos no es más que una fórmula para que el cliente no tenga que desembolsar el precio final de golpe, con lo que se consigue más fácilmente la captación y fidelización del cliente. El cliente debe ver rentable adquirir el producto o servicio por el precio que desembolsa, y por ello se le capta de forma sencilla.

     Sea cual sea la promoción, personalízala

    Puedes utilizar multitud de promociones para llegar a más clientes: cupones descuento, ofrecer productos gratis, abrirte a mercados emergentes, ofertas para colectivos, venta cruzada, etc. Pero la realidad es que no debes ofrecer un mismo de promoción para todos los clientes, debes conocer al cliente, saber lo que necesita y ofrecerle una propuesta que de verdad le interese. Una opción, por ejemplo, puede ser fijar un precio base que cubra los costes mínimos del servicioy luego otro que varíe en función de la rentabilidad que obtenga el cliente del mismo.

    A la hora de atraer a otros clientes que no son los propios, puedes llevar a cabo diferentes acciones:

    1. Alargar el ciclo de vida del producto. Si el cliente necesita tu producto en otros momentos diferentes de su vida y no solo en circunstancias concretas, has ganado una compra más en un mismo cliente. Por ejemplo, si tu producto es atractivo en momentos de ocio puedes buscar una utilidad profesional. Además, puede que no a todos les guste ese mismo producto en los mismos momentos, pero alargar la vida del producto abre el abanico de posibilidades a un mayor número de compras y, a la larga, amplía también la vida del cliente.

    2. Distribuye a través de un socio o venta cruzada. ¿Vender productos de otros en lugar de los tuyos? Esto puede ser una buena opción si lo que buscas es llegar a otro tipo de cliente. Si se trata de un producto complementario al tuyo no hay ningún tipo de problema.

    3. Elimina intermediarios. Transformar tu negocio a una e-commerce podría ser una opción para hacerlo, entre otras. Pero no es lo único. También es importante crear una red de empresas similares a la tuya para recomendaros mutuamente, aunque parezca algo difícil, funciona a la hora de captar nuevos clientes.

    4. Crea nuevos canales de compra. Uno de los canales que se prevé que será el del futuro es el móvil. La usabilidad web y la adaptabilidad a la plataforma móvil, por tanto, se vuelve elemental para la conversión del cliente. Que sea sencilla de manejar y el proceso de compra no sea muy complicado son algunos de los elementos básicos para ello.

    5. Haz co-branding. Es algo que se da muy frecuentemente entre grandes empresas, pero no sucede tanto en las pymes. Pero que dos marcas con similar público se alíen puede ser bastante beneficioso para atraer más clientes, en concreto, los de la otra marca. Si quieres ver algunos casos de éxito de co-branding, haz clic aquí.

     

    En definitiva, se puede captar nuevos clientes infinitamente. Sin embargo, nunca hay que olvidar que debemos seguir generando confianza a aquellos clientes que ya están fidelizados y son fieles prescriptores de la marca para no perder credibilidad.

     

    Share This:

    Etiquetas: