• English
    • Español
  • Cómo (golpear) a tu cliente y que te recuerde

    20 junio, 2017

    Es muy común creer que la clave del engagement consiste en bombardear al cliente constantemente. Sin embargo, no se trata de librar una lucha diaria con la competencia en cuanto a precios o promociones. Ni tampoco es una carrera de fondo para ver quién dice, comparte y, en definitiva, crea más contenido acerca de tu sector. No es simplemente eso. También consiste en escuchar, observar, entender y mantener un diálogo con el cliente. Por ello, debes centrarte en ofrecer una atención personalizada, relevante y útil, con una constante conexión y humanidad hacia el cliente.

    Y es que más clientes no significa necesariamente más ventas. Ni más contenido va a hacer que aumentes tus ventas si no tienes una óptima atención al cliente. Al igual que una empresa no funciona si todos los trabajadores de la plantilla no reman en la misma dirección o si no hay comunicación entre los departamentos. La base de todo es que todo esté perfectamente interconectado. Aquí tienes algunas claves con las que poder orientarte:

     

    Claves

     Contacto con el cliente, digital y socialmente

    Todos aquellos que piensen que estar en contacto con el cliente no es elemental está condenado al fracaso. Han cambiado totalmente las tornas, los consumidores funcionan de otra forma y si no te empeñas en estar presente en alguna de las fases por las que un individuo pasa a la hora de comprar un producto o servicio, desaparecerás.

     

     Apostar por el marketing experiencial

    A día de hoy, todos sabemos que la mayoría de las decisiones de compra se llevan a cabo por motivos emocionales, mucho más que racionales. Y es que el marketing experiencial se posiciona como una de las herramientas con mayor crecimiento en los próximos años. Aquellas marcas que sepan cómo equilibrar lo racional y lo emocional en sus acciones son las que se asegurarán el éxito y conseguirán que el cliente los recuerde más fácilmente.

     

     Escuchar al cliente, lo que quiere y cómo lo quiere

    Y lo anterior no es posible si no conoces las motivaciones reales de insights de los consumidores. Por ello, debes estar donde está el, preocuparte por lo que se preocupa e intentar darle lo que quiere. Descubre dónde se mueve, dónde opina para poder intervenir activamente en la discusión y posicionarte como una empresa líder del sector. De esta forma, sabrás cómo puedes impactarle con mayor efectividad, ya que cada estrategia variará dependiendo del tipo de público, producto, tendencias de consumo…

     

     Segmenta tu target, y focalízate en él

    A menudo es mejor ofrecer tus servicios a menos público, pero que estos consumidores sean activos y estén totalmente interesados en tu marca. Así, las acciones que pongas en marcha irán dirigidas a aquellos que están predispuestos a convertirse en consumidores y, quizá, en prescriptiores.

     

     Invierte parte de tu presupuesto en publicidad

    Sin invertir, difícilmente llegarás más allá y lograrás sorprender a tu target. Hay que llevar a cabo acciones, cada una de las pequeñas acciones realizadas por la empresa, ya sea en la atención al cliente, en las innovaciones del producto, en el packaging… Así como en la estrategia de la campaña de marketing de ese año. Y es que hoy se puede sorprender de muchas maneras. Ya quieras invertir en redes sociales o en publicidad exterior, debes hacerlo.

     

    Formas de impactar al cliente

    1. Newsletter. Envía boletines en correos electrónicos con información importante y relevante para tus clientes, pueden ser artículos de blog, información general de otros medios, alguna promoción especial…

     

    2. Haz acciones que no espere. El cliente tiene expectativas, tienes que cubrirlas. Suelen ser cosas como una buena atención al cliente, que se corresponda el producto o servicio a lo que se promete que será, entre otros. Así que una de las formas de impactar al cliente es mejorar aquellos pequeños fallos de producción como pueden ser, por ejemplo, la atención al cliente u otro departamento. Esto es lo más importante de todo. Innova, ofrece siempre cosas nuevas o muéstralas de forma diferente. Y si, además, puedes sorprenderlo con algo que no esté dentro de su lista de expectativas, lograrás que no te olvide.

     

    3. Participa activamente en grupos de discusión. Encuentra por dónde se mueven tus consumidores, en qué lugar hacen sus consultas a la hora de comprar porque debes estar presente también ahí, ya sean foros, grupos de LinkedIn o redes sociales. Lo más importante es que te planifiques y programes las intervenciones que vas a hacer cada cierto tiempo en las que debes asegurarte de responder o aportar algún contenido de valor.

     

    4. Haz remarketing. Es una de las técnicas más utilizadas a la hora de aumentar la tasa de conversión (ROI). Google Adwords permite que puedas personalizar anuncios para que puedas llegar de nuevo a aquellos clientes que ya se han interesado mínimamente por tu marca ya que han entrado en tu web. Así puedes crear tus propias listas de consumidores y los tipos de anuncios que quieras para mostrar de nuevo tus productos a aquellos que están más predispuestos a consumirlos. Todo un arte.

     

    Share This:

    Etiquetas: