• English
    • Español
  • Cómo tener éxito en el crowdfunding

    6 junio, 2017

    ¿Qué es el crowdfunding?

    El crowdfunding, o micromecenazgo, es una vía de financiación colectiva mediante una plataforma online que se basa en donaciones económicas por parte de empresas, particulares o inversores, para financiar un proyecto a cambio de recompensas o participaciones altruistas en relación a la cuantía aportada. Estas recompensas pueden ser desde una camiseta con el logo de la empresa hasta la invitación a la fiesta inaugural.

    Hay multitud de plataformas de crowdfunding que son el punto de encuentro entre proyectos e inversores con ganas de apostar por alguno de ellos. Algunas de las más importantes, a nivel nacional e internacional, son: Verkami, Goteo, Kickstarter, IndiegogoAppsplit, RocketHub, Mymajorcompany, Lanzanos, Crowdthinking, Inverem, EmprendelandiaCrowdfunder.

     

    Fases de una campaña de crowdfunding

    1. Elegir la plataforma de crowdfunding más adecuada para el proyecto. A la hora de elegir la plataforma en la que lanzar tu proyecto tienes que tener en cuenta que, depende de tu proyecto o idea, es mejor una plataforma u otra. En algunas tienen más exito los proyectos musicales, otras están especializadas en diseño y creatividad… Debes elegir la que más se adapte a tu idea.

    2. Ofrecer toda la información sobre la idea. Para que se pueda valorar el proyecto, hay que añadir una descripción del mismo, qué cantidad se necesita, cuánto tiempo hay para recaudar todo lo necesario, tipo de crowdfunding a elegir, etc. Debes preparar imágenes, textos, vídeos, infografías… Además de definir recompensas que resulten motivadoras para la gente que participe en la campaña.

    3. Difusión y comunicación. Una vez que se lanza la idea en alguna plataforma de crowdfunding, lo más importante es la comunicación. Hay que promocionar la idea al máximo y realizar acciones tanto offline como online que atraigan a la mayor cantidad de mecenas posible. Plantéate crear una ‘landing Page’, externo a la plataforma, así como un blog o colaboraciones con bloggers e influencers. Sé creativo a la hora de diseñar la estrategia.

    4. Los mecenas valoran el proyecto, apuestan por él. Durante toda la campaña, los interesados en apostar por el proyecto van realizando sus aportaciones. Y es que en el momento en el que alguien apuesta por una idea, se convierte en ‘mecena’ al realizar una aportación monetaria al proyecto para que éste pueda ponerse en marcha. Así, cuando el proyecto funcione, los mecenas podrán beneficiarse de él. Es muy importante que realices un seguimiento de la campaña y estés muy atento a los comentarios y dudas para ir resolviéndolas. Comunicar los plazos y la forma en que se recibirán las recompensas. Recapitulemos:

    5 claves para tener éxito con el crowdfunding

     Transmite tu motivación. Que todos conozcan, normalmente a través de un vídeo de presentación, el motivo por el que se realiza la campaña. Permite que todos vean la pasión que le pones al proyecto y que vas a dejarte la piel para que salga adelante.

     Presenta la idea de forma atractiva. Aunque todo dependa de la calidad de la idea, influye también cómo la vendas. Utiliza imágenes claras, sencillas y directas, un buen vídeo y… ¡Cuidado con las faltas de ortografía! Cuanto más creativo y original seas a la hora de presentar tu idea, más impacto tendrás.

     Compártela sin miedo y haz que todos la compartan. Lo importante es que la campaña consiga un gran alcance, y esto no es posible si no se comparte de todas las formas y por todas las vías posibles. Así, compártela a través de redes sociales como Facebook o Twitter, pero también mediante correo electrónico u otros métodos con la intención de captar inversores potenciales que puedan colaborar en el proyecto.

     Crea un prototipo e incluye testimonios. Esto sirve para que la gente entienda mejor de qué va el proyecto y cómo quedaría más o menos el producto final. Y esque las experiencias de las personas que ya lo han probado no pueden ser mejor baza a la hora de generar confianza hacia el proyecto.

     Adáptala para que sea viable. Si descubres que la idea original no tiene tanta aceptación para el público al que te diriges, puedes variar la idea con una spinoff y adaptarla para que tenga más sentido en el mercado.

    Si quieres ver algunos ejemplos, en este otro post puedes ver las campañas de crowdfunding más exitosas del pasado año.

    Share This:

    Etiquetas: