• English
    • Español
  • Campaña DRIP: clave para enamorar al público

    13 mayo, 2017

    Las campañas DRIP se engloban dentro de lo que se conoce como Inbound Marketing y del lead nurturing. El Inbound Marketing consiste en ofrecer contenido de calidad para que sea el usuario el que busca la marca, y no al revés. El lead nurturing es una técnica del Inbound Marketing que ayuda a ofrecer diferentes contenidos según la fase en la que se encuentre el consumidor, lo acompaña durante todo el proceso.

     

    ¿QUÉ SON LAS CAMPAÑAS DRIP?

    Sirven para personalizar, categorizar y especificar qué acciones son convenientes según el target al que va dirigido. Es un proceso de email marketing en el que se define ofrecer diferentes contenidos, o mostrarse de forma diferente, dependiendo de las interacciones que el usuario haga en el email. Por ejemplo, si al enviar una newsletter de texto un usuario lo abre y otro no, el que lo abre recibirá un contenido descargable como un e-book, y si lo abre, un vídeo o algo más visual. Mientras, el que no lo abre recibirá un vídeo, y si ésto ya no lo abre, no recibiría más correos.

    ¿QUÉ HACER?

     Definir el objetivo de la campaña. Define un objetivo, lo que quieres lograr con la campaña. Y esto incluye definir también el target, no es lo mismo dirigirla a negocios B2B que a consumidores B2C.

     Segmentar y re-segmentar la base de datos. Según el grado de engagement de tu taget, tendrás que ofrecer contenido diferente dependiendo de la fase en la que se encuentre en el ‘customer journey’: awareness, consideración o cierre.

    1. En awareness, podrás ofrecer algo de contenido que pueda aportar valor y genere interés (post de blog).

    2. En consideración, puedes enviar un contenido que además suponga mayor engagement del contacto como, por ejemplo, una guía o una plantilla. Algo que solucione algún problema que se le pueda presentar o le ayude en algo.

    3. Cierre. Esta es la más importante. Debes enviar un contenido que termine de afianzar su lealtad. Contenidos como vídeos, una demo del producto o historias de algún cliente satisfecho.

    Importante: Cuando pongas en marcha esta estrategia, obtendrás diferentes niveles de scoring y mayor o menor grado de engagement por parte del target. Por ello, no olvides ir actualizando la base de datos con frecuencia, conforme vayas mandando más emails.

     Hacer listas en base a las preferencias de contenido de los usuarios. Esto te facilitará mucho las cosas, ya que sabrás qué tipo de contenido enviar a cada usuario dependiendo de la lista en la que se encuentre.

     

    A RESUMIDAS CUENTAS

    Las campañas DRIP permiten llevar a cabo una estrategia en la que, gracias al análisis de las preferencias del usuario, pueden adaptarse mejor las acciones a cada uno de ellos. Así, estas campañas obtienen una mayor tasa de apertura y clic. ¿Por qué? Al conocer en todo momento el ciclo en el que se encuentra el público objetivo, se le puede enviar los mensajes y contenidos justo cuando están preparados para recibirlo o para pasar a la acción.

     

    Share This: