• Español
  • 5 recomendaciones para mejorar la experiencia del usuario

    22 enero, 2017

    Los consumidores se han vuelto cada vez más exigentes en el proceso de compra. Ahora las apps y los sitios webs de las marcas tienen la capacidad de otorgar impresiones duraderas en sus clientes. De esa experiencia de usuario depende que se genere una percepción positiva o negativa de ese servicio, producto o interfaz. Y si esa experiencia de navegación ha sido negativa es muy probable que el usuario no vuelva a visitar ese sitio web. Según el estudio Hábitos del e-commerce elaborado por la consultora Nielsen, actualmente más del 52% los españoles buscan y se informan sobre los productos antes de comprarlos físicamente en la tienda. Por este motivo, cada vez más empresas se esfuerzan por ofrecer una experiencia especial y única en cada interacción con sus usuarios.

    La experiencia de usuario se propone como una forma de conocer lo que las personas quieren y desean. Trata de conocer aquellos factores que despiertan una emoción en los usuarios y motivan a la interacción con ese producto o servicio. Para conseguir una experiencia del usuario satisfactoria, conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

    1. Conoce a tus usuarios. Monitoriza qué es tendencia y conoce lo que los usuarios hacen en tu sitio web. Así puedes realizar cambios que se transformen en conversiones. Crazzy Egg puede ser de gran utilidad, ya que crea mapas de calor que muestran los lugares de la web en los que más hacen clic los usuarios.

     2. Usabilidad y accesibilidad de la web. La página web debe ser simple de usar en general y, sobre todo, a la hora de acceder a la información. Y es que, cuando el usuario llega a la web, lo que busca es disfrutar de una experiencia sencilla, ágil y amable que le haga sentir cómodo, satisfecho y feliz. Por ello es importante que la página web cargue de forma rápida y que la interfaz sea sencilla de usar.

    3. Utilidad de la interfaz. Todo lo que hay en ella debe tener una función para el usuario y estar disponible en todo momento. Una buena forma de saber qué es agradable para el usuario es ponerse en su lugar, pensar qué nos gustaría ver a la llegada a una web. Hay que experimentar, hacer pruebas e investigar qué sería más útil incluir en la web.

    4. Funcionalidad ante todo. La interfaz debe ser eficiente para cumplir su objetivo para con la empresa y con el usuario. A la hora de llevar a cabo el diseño web, hay que tener en cuenta que el tiempo máximo que el usuario emplea en escanear la página y decidir si le gusta o no es de 5 segundos. Por ello, hay que crear sitios que atraigan y consigan mantener la atención de los usuarios de forma rápida o por el contrario cerrarán la pestaña y buscarán otro lugar.

    5. Prueba y monitoriza. Una vez que se lleva a cabo el diseño, conviene probarlo. Mostrarlo a varias personas que encajen con tu público objetivo y te comenten los fallos y aciertos que encuentran. Aunque lo más importante es que te digan cómo se sintieron en la visita a tu site.

     

    Ventajas de cuidar la experiencia del usuario


     Mayor fidelidad y satisfacción del cliente. Se produce una gran aceptación del producto y se desarrolla una alta estima para con la marca. De esta forma, se fideliza de forma más efectiva a los clientes que viven una buena experiencia.

     Aumento de las ventas y baja tasa de rechazo. Trae consigo un alto retorno de la inversión a corto y mediano plazo.

     Aumento de la productividad. Aumenta la penetración de los productos y servicios, y su viralización es mayor.

     Menor costo de mantenimiento. Disminuyen las reclamaciones y la asignación del presupuesto que se destina a atenderlas.

     Aumento de las utilidades y ventaja competitiva. Consigues diferenciarte de los competidores, y ofrecer los productos y servicios de forma diferente.

     

    Share This: